El puente.

Cuerdas rotas, tablas caídas y un abismo infranqueable. Como los restos de un lento naufragio con más de mil noches sin luna. La mirada fija en aquella extraña bifurcación que se adentraba en el espeso bosque sin nombres. Todo era desconocido… Nuevo.

Pero eso… Eso sucedió ayer. Porque hoy, mientras caminaba por una de las márgenes del río en la espesura bosque, al levantar la mirada encontré un puente. Tambien nuevo… No es un puente cualquiera: es un lugar para la comunicación, un punto de encuentro, un lenguaje necesariamente amable y quien sabe cuántas posibilidades más…

¡Y ahí estoy! Dispuesto a cruzarlo para encontrarme, una vez más, contigo…

2 comentarios en “El puente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s