Subir ahí arriba

Quiero subir a las nubes y saltar de una a otra. Recostarme, dejarme engullir lentamente, para caer en la que esta más abajo. Jugar con ellas, rebotar, reír, cantar, bailar; buscar mi mano en un jirón, perder una pierna en otro. Quiero empaparme con sus infinitas y diminutas gotas de agua que flotan en el éter, y después buscar un rayo de sol que se filtre por alguna sus aberturas: aquellas que crean esos espacios mágicos para el color, la rima y el arte.

¿Cómo se escucha el canto de las nubes? ¿Es un coro polifónico? ¿Recorrerán las notas musicales todos sus ángulos, confluyendo en el momento justo en el que se incendia un acorde perfecto? Ansío ascender a ellas para escuchar mi canto junto al suyo. También los vientos vuelan prestos ahí arriba y quizá el arpa de Eolo y la flauta de Pan se expandan con mil armónicos asombrosos.

Y de nuevo las nubes y con ellas la lluvia…

2 comentarios en “Subir ahí arriba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s