La puerta y sus flores

Para no olvidarlo nunca pondré flores a la entrada de mi casa. Así, cuando salga, sus colores me darán los buenos días. Y muy temprano entablaré con el alba una suerte de sonrisas: ellas ensancharán mis fortalezas. Serán fuente de agua limpia, serán luz, serán vida y también mi estrella.

Y pondré flores a mi puerta, sí… Y su perfume delicado mudará mi piel, transfigurándola en seda. Y así recorreré los caminos y todas las veredas: con ese sabor dulce e intenso empapando mi conciencia ¿Existe algo que pueda llegar a ser tan valioso?

Si, claro que sí… Por eso pondré flores, muchas, a la puerta de mi casa, porque con ellas quiero regalarte, aunque sea sólo por un diminuto instante, todas las tonalidades, la alegría y su maravillosa esencia.

4 comentarios en “La puerta y sus flores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s