La ventana y el silencio

Qué difícil es a veces entender ciertas cosas. Es como mirar a través de una ventana empañada. Se pueden adivinar las formas, los contornos… Pero no consigues comprender.

Pienso entonces que quizá no haya nada que interpretar realmente, y que tengamos que incorporar los blancos y los negros; los naranjas y los violetas. Realidades opuestas que te parten el corazón y el alma tantas veces.

Escribir algo ahora es como caminar cuesta arriba tras una larga jornada de ruta pedregosa. A veces las mochilas se cargan en exceso. La empatía entonces es mucho más que una inquietud desalmada: es también desgana; una desilusión y una pérdida de confianza en la especie humana.

Hay épocas que son para el recogimiento, la soledad y el silencio.


Algas marinas

Vestid con mil colores

Y con dulces caricias

Al pececillo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s