Escarbando entre las nubes.

Antes los recuerdos eran cosa de minutos.
Instantes sublimes, nuestras manos, que se iban sucediendo a borbollones.
El calor de la tierra y sus colores
Eran la vida, el amor y también el Arte.

 

El musgo cuidaba de las piedras,
Y la nieve, la amante de todas las laderas;
El sol se divertía con las nubes,
mientras la araña corría a esconderse entre su seda.

Musgo.JPG

!Cuanto lodo han de amasar mis manos ahora!
Cuando ya ni te encuentro dentro de una hormiga.
Y mientras la niebla densa se hace dueña de mis días,
Los huesos, despojados de su carne, son del viento arrastrado y del olvido.

 

Interpelé al arroyo, al tronco y a las piedras.
Le consulté a la duda que nace eternamente de una noche cerrada.
Le grité al mar, abrazando cada granito de su tierra
Y le supliqué a la luna, a la muerte y a la nada.

Tarde.JPG

He de encontrar tus mil fragmentos esta noche,
Al evocar los antiguos Cantos de la Tierra:
Aullidos salvajes, el cabello revuelto,
Los ojos rojos de este atardecer hambriento.

 

¿Dónde te escondes?
¡O quizá soy yo, que me he perdido, distrayéndome!
¡No quiero marcar más huellas en la arena,
Si no somos tú y yo la fuerza agreste que las cincela!

Orilla.JPG

3 comentarios en “Escarbando entre las nubes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s