Noches sin luna.

Viajamos por el espacio sin saber hacia dónde, ni hasta cuándo… Tampoco sabemos por qué viajamos, ni la dirección que llevamos. La rosa de los vientos es un puro formalismo, un acuerdo que lleva implícita una derrota.

Me paro, me tumbo y abro los ojos a la inmensidad del cielo. Las fuerzas de Tellus Mater me van acariciando la espalda mientras que la vista se acomoda, en la soledad oscura y profunda de la noche. Mi retina se confía a esos millones de maravillosas estrellas. Unas son rojas; otras naranjas y también amarillas o blancas; aquellas, que son azules y las de más allá, violetas.

Observo, tras los cantos furtivos de los grillos, el abrazo enorme de nuestra galaxia, convertido en Vía Láctea. Camino de Santiago le dicen unos; la leche surgida del pecho de Hera, le dicen otros.

IMG_3304.JPG

Sigo tumbado. Y como en un sueño que despierta lentamente, acepto el abrazo enorme y sincero de la Diosa. Sé que es un regalo, pero también un mensaje. Porque, y como las estrellas, todos hemos de brillar desde la propia luz y con la inherente frecuencia: Sin mentiras, ni maquillajes.

Por eso sé, desde esta soledad oscura y jaspeada de la noche, que los abrazos, cuando no vienen huecos, suenan como los cantos del océano. También sé que los versos, cuando surgen del alma, pintan con las palabras los corazones. Y también aprendí que los besos, cuando son claros, son como las noches sin luna, sin nubes y sin nieblas.

IMG_3306

7 comentarios en “Noches sin luna.

  1. Me gustan tus fotos. Son el tipo de foto que me gustaría hacer, de las que estaría contento de ver y mostrar. Veo que también te atrae lo menor, lo mínimo y su contraste con lo inmenso; pesadilla en mis sueños de fiebre, sueño ideal en estas imágenes tan naturales.
    La curiosidad no es lo que atrae polos magnéticos distintos sino lo que nos acerca como humanos a conocer cuanto nos rodea…
    Si alguien te dice que no sales de los entornos naturales, ni caso: a mi me producen paz y tranquilidad. Tus capturas son los sitios donde quiero estar. Solo. Donde creo que puedo ser.
    Y todo llega en su debido momento si se da la circunstancia. Mira (como me dice Sibila): Conozco a un fotógrafo, Ismael, y he podido ver su magnífica evolución desde hace años. No te comparo, eso es odioso, solo es un ejemplo de cómo puede haber también belleza y mensaje en un fotomontaje.
    https://www.flickr.com/photos/sleeky2007/
    (Vaya, si no salen los imanes no hubiera pasado nada. ¡Son tan chulos!)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s