No te apures…

Y aquí sigo
¿Cuánto tiempo más?
Esperando; varado y quieto
Pero si dibujo una sonrisa en las arenas del mar
No esperes que la onda grande pueda barrerla a media noche
Porque será sonrisa de agua liberada
Entintando el abismo en mi sustancia
Allí, donde nada se pierde y el amor habita intacto y puro
Y si me fundo entre las capas grises de la niebla
No te apures
Fui a buscar las flores que ella esconde, con todas sus raíces
Porque quiero plantarlas en mi alma
Y sembrarme la vida con su gracia y sus colores
¿Puede acaso perderse la bruma en las montañas?
No, no te apures
Porque ya no me pierdo
Tengo labrado el sur en mi memoria desde hace tanto tiempo…
Que aquí sigo, esperando; varado y quieto
¿Será la luz fugaz de tus ojos esa brisa que avive mi llama?
¿El huracán que yergue y arquea mi espalda?
¿O será la sal de piedra, que brotando de mi cuerpo, imagina abrazos esculpidos?
Mi sangre fluye y se esparce; desenfrenada y rota
Como un último aliento aferrando una promesa

10 comentarios en “No te apures…

    1. Interesante visión, Corazón del Mar… Lo volveré a leer desde ese punto de vista ¿Es la magia de las palabras quizá?

      Para mi, la niebla es ese estado de lo cotidiano, con sus ajetreos, en ese afán de ir siempre adelante y seguir viviendo… Avanzando.

      Así como la vida se abre paso, la niebla se disipa ¿Qué buscamos? ¿Vivir? ¿La felicidad? Y me preguntó si realmente buscamos o esperamos… O ambas cosas.

      Quizá sin esperar y sin buscar uno puede ir incorporando, de todo aquello que surge, lo que te regala ese ir viviendo el instante y que te hace superarte, o andar, o estar… O seguir corriendo.

      Nada está escrito y cada momento es único en sí mismo. Y eso es una suerte.

      Gracias por tus palabras, Corazón del mar.

      Un abrazo y buena noche!

      Le gusta a 1 persona

  1. Sí, me han parecido mágicas, tan es así que me he dormido con ellas. Con todas y cada uno de las que has dejado porque las percibo llenas de vida, de esperanza y eso me satisface. Es verdad que siempre andamos buscando y aunque nuestra naturaleza sea esperar lo mejor, aquello que surge de improviso, es lo que a veces nos llena de vida.

    Yo voy a tratar de hacer como tú, no perderme, dejar que las palabras o lo que ellas significan me lleven a donde quieran porque mientras lo hago…vivo.

    Ya con las primeras luces del día he vuelto a leerlas y… ¿sabes qué? Que me han parecido más bellas aún. Y las dejo ahí, un poco en neblina, pero diáfanas y sinceras, de quien creo que siempre ha tratado de subir esa montaña sin importarle el cómo, pero sí tratar de conseguirlo para ser feliz y eso es digno de admirar.

    Un abrazo ya…de buenos días.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, Corazón del Mar, por tus palabras.

      Hace mucho tiempo pensaba que l la felicidad estaba en la meta… O en la cumbre, si quieres. Pero ahora estoy convencido que la felicidad se encuentra en el camino.

      La felicidad, la realización, ser… Todo eso es parte del camino.

      Un abrazo y buena tarde 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s