Escala de grises

Días en escala… Escala de grises y lluvias para regar los campos de vida. Y aunque parezca extraño, en esta escala de grises se contienen y guardan todos los colores: esperan su tiempo detrás de estas cortinas de agua renovada y dispuesta… Insistente.

Sin título

Caen las nubes sobre un cauce que esconden los cañizales. Sonidos mojados que chapotean distraídos… Los caminos vacíos son entonces como las palabras: se muestran con toda su belleza. Hay quien asegura que éstas esconden la mentira entre sus comas y comillas. Quizá como esta tierra mojada apenas unos centímetros. En su interior la verdad de un tiempo seco es tan real como el polvo que tiñe las gotas de lluvia, cuando caen desde las duras y pequeñas hojas de los olivos que acaricio en este instante.

IMG_3543

Subo más alto. Quiero abrazar también un jirón de nube y empaparme con sus jugos grises en la soledad de su silencio. Aquel que suma el canto de los pájaros, el viento entre las ramas y el son, suave terciopelo, de mis pasos sobre la tierra calada.

IMG_3485

Me impregno y me sorprendo mirando a los ojos del mundo ¡Cuánta belleza! Se abren y se cierran engullendo montes, árboles y montañas. También dicen que su mirada es franca, al contrario que las palabras. Pero yo veo la niebla alzarse impasible, con sus claros, sus sombras y sus opacidades… Y el azul de sus pupilas se mezcla con la tierra y el yeso para extraviar los deseos, los anhelos y la esperanza… Cuando la nube suba, el pájaro solitario no será más que una piedra adoptando formas.

IMG_3770

Cada corazón, cada alma y cada vida es en sí misma una verdad fundida entre su realidad y sus sueños. No hay más verdad que esa rosa que uno esconde al universo, aunque, y sin que seamos conscientes de ello, siempre estará despierta para abrir sus pétalos al viento: Morada oscilante donde habita y fluye toda esa felicidad que merecemos.

IMG_3555

8 comentarios en “Escala de grises

  1. Espero que ese agua vital caiga en los cauces adecuados y de la mejor forma, no hay cosa peor que una lluvia deseada derramándose en tromba. Y volverán a subir las nubes y a disiparse la niebla abrigando siempre la esperanza de un paisaje fundido en un verde esperanzador.
    Me alegra de nuevo verte por aquí. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s